Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación.Más informaciónAceptar
Volver

Noticias

Autoclave de hospital. ¿Qué es y para qué funciona? Autoclaves clase B

21/08/2018
Autoclave de hospital. ¿Qué es y para qué funciona? Autoclaves clase B

El objetivo de la autoclave de hospital es esterilizar el material sanitario utilizando para ello vapor de agua a alta presión y temperatura.

De este modo, la autoclave elimina toda la vida microbiana incluidas esporas en materiales, equipos quirúrgicos, textiles y de vidrio excepto de plástico. Por lo cual, la autoclave busca la ausencia de residuo tóxico en material y equipo esterilizado.

Para un correcto funcionamiento y eficacia de la autoclave debe calcular tres parámetros esenciales: Temperatura, Presión y tiempo.

Para que la esterilización sea efectiva debe alcanzar una temperatura de 121º a 134ºC con una presión de 20-32 libras/pulgadas²(psi). Así pues, el instrumental quirúrgico se somete a presiones y temperaturas elevadas sin llegar a hervir.

Os presentamos dos modelos de autoclaves con algunas características diferentes, pero de absoluta eficacia. Los dos modelos de autoclaves de vapor que os presentamos a continuación, son autoclaves clase B.

Las autoclaves clase B eliminan todo el aire del interior de la cámara mediante una bomba de vacío. Una gran ventaja de la autoclave clase B es que no reutilizan el agua destilada en su proceso. Con la autoclave de clase B se puede esterilizar cualquier tipo de objeto; por ejemplo, materiales porosos, materiales embolsados, textiles y cuerpos huecos, como instrumental, turbinas y cánulas.

Autoclave de 8 litros clase B.

autoclave 8 litros icanclave


Os presentamos la autoclave compacta de 8 litros, de clase B, por lo tanto, no reutiliza el agua destilada en el proceso de esterilización.

Dispone de USB y doble cierre seguridad. La puerta tiene habilitada un sistema automático de bloqueo para la máxima seguridad. 

Con 1500W de potencia nominal y 2,5L de capacidad del tanque de agua destilada, esta autoclave de clase B dispone de 170 x 320mm de dimensión total de la cámara.

La acompaña 2 bandejas de acero inoxidable para instrumentos, una base para bandejas, un mango para la extracción de bandejas, 2 mangueras para el desagüe y una herramienta de ajuste de la puerta.

 

Os presentamos una segunda autoclave, con similares características, pero con más capacidad.

Autoclave 29 litros clase B

Autoclave 29 litros Icanclave

Como la anterior autoclave que hemos presentado, esta también es una autoclave clase B y de grandes prestaciones. También dispone de puerto USB y doble cierre seguridad, pero su forma es alargada, con una longitud mayor que permite esterilizar instrumentos de hasta 600mm.

Su potencia nominal es superior a la autoclave de 8L, es de 2500w, así como las dimensiones de la cámara que son de 247 x 625mm.

Dispone de tres bandejas de diferentes tamaños cada una. La primera es de 185x570 mm, la segunda es de 213x570 mm y la tercera es de 227x570 mm.

Posee 3 bandejas de acero inoxidable para instrumentos, una base para bandejas, un mango para la extracción de bandejas, 2 mangueras para el desagüe y una herramienta de ajuste de la puerta.

Instalación autoclave

En el momento de la instalación de la autoclave, debe tener en cuenta algunos requisitos de este dispositivo.

 En primer lugar, debe tener en cuenta que el esterilizador se debe colocar en una superficie plana, a nivel y con una capacidad mínima de carga de 60 Kg. Para asegurar la correcta circulación del aire, se debe dejar un espacio libre alrededor del aparato de al menos 10cm en los laterales y 20cm en la parte superior.
Otra condición es que el esterilizador debe estar ubicado en un recinto adecuadamente ventilado. Es importante no instalar el esterilizador cerca de fuentes de agua y/o calor

Finalmente, debe tener presente el no cubrir la rejilla de salida de aire del ventilador del condensador, ni bloquear las salidas laterales.

 

Aunque las autoclaves clase B aportan una seguridad extra al profesional, no debemos olvidar el uso de indicadores químicos y biológicos.

COMPARTIR